La historia detrás de “Flower Thrower” de Bansky



Bansky, artista inglés que aún mantiene su anonimato, es uno de los representantes más conocidos del arte callejero. Sus obras están caracterizadas por tratar con temas polémicos, pues por medio de su arte en las calles hace crítica política, social y cultural, estas obras las podemos encontrar en lugares como Francia, Inglaterra, Austria, España, entre otros. Al ser un representante del arte callejero, hace su arte con distintos medios como el spray, con ayuda de plantillas, escultura e instalaciones.


Una de sus obras más significativas es “Flower Thrower”, obra que está incluida en su libro “Wall and Piece” y donde explica la inspiración detrás de esta. Lo que se logra ver en la obra es un sujeto encapuchado con el rostro cubierto, quien estaría tomando parte en una protesta o una lucha y está a punto de lanzar un ramo de flores, siendo lo único con color en toda la obra creando un contraste con el resto. Con estas flores, no solo juega con nuestra vista, ya que estamos acostumbrados a ver que se sujetan armas o granadas en una posición similar a esta, con este elemento igual muestra todo lo contrario a la historia con la que se inspiró para crear esta obra, la cual fue una lucha y su final fue trágico.


En su libro toca el tema detrás de la obra, el ex presidente de Rumania, Nicolae Ceaușescu, quien tuvo una presidencia brutal y corrupta. En noviembre de 1989 fue presidente una vez más causando un descontento social, pues el partido comunista seguiría en el poder; la vida fuera de este partido estaba completamente prohibida y vigilada por la Securitate. Fue el 21 de diciembre de ese mismo año cuando hubo un estallido, el presidente estaba dando un discurso, cuando una sola persona del público gritó: “¿Abajo Ceaușescu!”, el resto del público se unió a esa voz creando un coro. En menos de una semana, la multitud comenzó la revolución contra el presidente y su gubernatura. Poco después, Ceaușescu fue detenido y junto a su esposa, fue fusilado a los 71 años.







La violencia es algo que se ve presente en la actualidad y la obra de Bansky nos permite entender cómo es que la sociedad se comporta frente a movimientos sociales que puedan llegar a la violencia, no solo por esa comparación de lanzar flores o una granada, pero también por esa falta de empatía y paz entre todos. Esto igual lo muestra al crear la obra en una pared que separa Israel y Palestina, donde las diferencias culturales y religiosas crean una gran tensión, siendo estos dos lugares importantes para crear una obra de este tipo. El poner un ramo de flores colorido siendo lanzado por una persona luchando, quien en la obra está en blanco y negro, muestra este simbolismo de paz, la lucha para llegar a esta y la esperanza que se mantiene a pie.


El arte se ha vuelto una manera de expresar los problemas y las situaciones tanto actuales como pasadas. Por medio del arte, el artista puede dejar todas sus preocupaciones, el crear arte da esta oportunidad de explotar la creatividad y poder contar historias a partir de colores, símbolos y figuras.


Como esta, hay muchas obras que ayudan a enterarte sobre lo que pasa en el mundo y a percibir la percepción de la sociedad sobre temas sociales.

En Cvium te invitamos a leer más artículos que hablan del arte y el activismo.



Subscríbete a nuestro newsletter

Te contamos de vez en cuando sobre las campañas, convocatorias y todo acerca del activismo.

arrow&v