7 remedios caseros para la ansiedad





La ansiedad es un sentimiento con el cual cada vez más personas deben lidiar en sus vidas diarias, ya sea que esta sea causada debido a una pandemia, como la que vivimos hoy; por dificultades en algún área de nuestra vida; exceso de carga en nuestro plato, ya sea laboral o escolar; o casi cualquier cosa.


Es muy importante recordar siempre que la ansiedad es un sentimiento normal que todas las personas sufrirán alguna vez y que para cada persona existen cosas diferentes que la causan y todas son válidas. Sin embargo, para muchas personas los síntomas empeoran cada vez más y no es cuestión de un simple malestar, sino que interfiere con la vida diaria. Por lo mismo, muchas personas prefieren recurrir a remedios naturales en lugar de tomar pastillas como ansiolíticos o neuromoduladores, ya que hay algunas cosas que pueden tener el mismo nivel de eficacia. Así que este artículo te trae 7 remedios caseros para ayudarte a calmar o evitar la ansiedad, algo así como consejos de mamá.


  1. Compra plantas de lavanda y ponlas en una bonita maceta de tu elección. No solo son un gran adorno para tu casa o cuarto, sino que también son de gran ayuda para disminuir la ansiedad y agitación y te ayuda a relajarte. Además, requieren muy pocos cuidados.

  2. Preparar un té es también de las mejores ideas que puedes hacer. Entre los que más recomiendan para la ansiedad, es el té de Tila o de Azahar, té de manzanilla o té verde.

  3. Intentar meditar puede ser una gran opción, aunque no es tan fácil para cualquiera. Todo consiste en cerrar los ojos, respirar lenta y profundamente, poner tu mente en blanco e intentar enfocar tu atención únicamente en tu respiración.

  4. El uso de aceites es también muy común para combatir la ansiedad y uno de sus efectos más desagradables, el insomnio. Frotar en tus muñecas aceite o extracto de neem, de lavanda o de lúpulo (ojo, ponte aceite, no tomes una cerveza a pesar de que este último se encuentra en ellas) es de los mejores remedios para la ansiedad y curar el insomnio, además huelen delicioso.

  5. Similar al último punto en cuanto a su uso y beneficios, se encuentra el balsamo de limón.

  6. Hacer ejercicio es otra de las cosas más recomendadas para combatir la ansiedad. Además, el ejercicio tiene muchos beneficios. Ayuda con la depresión, con la salud, con la autoestima e incluso con el insomnio y ansiedad. Aunque para este último malestar es altamente recomendado practicar yoga, ya que suele incluir ejercicios de respiración y meditación.

  7. La alimentación es otra de las herramientas más benéficas para lidiar con la ansiedad. No saltar el desayuno jamás, no pasar largas horas sin comer, siempre tener un snack saludable listo (como un puño de nueces o almendras) y comer alimentos altos en omega-3 (tal como el salmón o las sardinas) son reglas de oro para evitar sufrir ansiedad.



Subscríbete a nuestro newsletter

Te contamos de vez en cuando sobre las campañas, convocatorias y todo acerca del activismo.

arrow&v