6 Pasos para una Cadena Productiva Sustentable



Como sabemos, redefinir nuestra cadena productiva es de gran importancia para la creación de valor compartido. Pero, ¿exactamente qué es nuestra cadena productiva, y cómo podemos hacerla más sustentable? 


Una cadena de producción engloba todos los procesos por los que pasa un producto antes de ser un bien terminado. Por lo tanto, nuestra cadena productiva incluye desde el primer productor de materia prima, hasta el cliente que compra el producto final. Dentro de esta cadena se encuentran varias operaciones, responsables del uso de materiales, energía y agua, así como de emisiones de carbono con un impacto significativo. Con el escenario climático que se nos presenta para el futuro la transición sustentable ya no es opcional.

Por esta razón, necesitamos cadenas sustentables que:

  • Hagan un uso eficiente y razonable de sus combustibles 

  • Optimicen sus áreas de producción y logística (incluyendo almacenes, transporte, inventarios y fábricas)

  • Diseñen sus productos teniendo en cuenta sus ciclos de vida e impacto ambiental

  • Establezcan compromisos con socios comerciales para definir metas comunes en cuanto a reducción de costos y desperdicios, al mismo tiempo que se mejoran eficiencia y calidad


La implementación de un modelo sustentable a nuestra cadena productiva tiene varios beneficios, como la optimización de procesos y reducción de costos de producción. Además, enfocarse en la vida útil de los productos abre las puertas al uso de materiales reciclados en la producción o la reutilización de componentes al final de su vida útil.


Se necesita una estrategia planificada para transformar nuestra cadena productiva, por lo que aquí te presentamos algunos pasos que podrían guiarte en el proceso.


1. Trazar la cadena productiva completa

Es importante que la empresa tenga claro cuál es su rol en la cadena, teniendo en cuenta quiénes son sus proveedores y clientes. Al identificar qué partes forman la cadena es más fácil identificar los retos que se van a enfrentar. Es necesario priorizar en la resolución de cada uno de los retos, basándose en gastos e importancia para el negocio, entre otros criterios.


2. Comunicación de expectativas

Para facilitar la implementación de una cadena sustentable, se deben comunicar los objetivos y expectativas de manera clara a clientes y productores. Además, es una buena oportunidad para comunicar los valores de la empresa y buscar sincronía con ambas partes.


3. Establecimiento de un rendimiento inicial

Una vez establecidos los objetivos, se puede hacer una pequeña encuesta a los proveedores para evaluar la cadena y establecer un punto de partida. Para esto se pueden utilizar cuestionarios estandarizados o establecer uno propio para la empresa.


4. Desarrollo de programas de capacitación 

La capacitación es crucial para el proceso. Debemos mostrarle a nuestros proveedores cómo darle un manejo sustentable a sus prácticas. Al mismo tiempo debemos cambiar nuestras prácticas también, ya que somos el proveedor de alguien más en la cadena. Una buena idea para llevar a cabo la capacitación y promover la sustentabilidad es presentar casos de éxito a través de módulos de aprendizaje o campañas. De esta manera, es más fácil que los miembros de nuestra cadena vean claramente los posibles beneficios.


5. Impulsar la mejora del desempeño

Para identificar retos, desafíos y áreas de oportunidad, se debe usar un programa de auditorías, con el que se que complementará lo aprendido en los cuestionarios. Lo mejor es hacer la asesoría junto con un sistema de recompensas para las prácticas sustentables, pero la empresa también debe prepararse para tomar acción con respecto a resultados insatisfactorios. 


6. Colaborar con la industria

Por lo general, se suelen encontrar problemas demasiado complejos como para que una sola empresa los resuelva. Para contrarrestar estos problemas, varias industrias crean marcos comunes de estándares, evaluación e innovación de prácticas sostenibles. Esto abre la posibilidad de compartir conocimiento, además de facilitar las actividades de los proveedores, quienes deben cumplir estándares similares para clientes diversos.


Ahora que hemos revisado los fundamentos de la cadena de valor sustentable, es hora de tomar acción y cambiar nuestros hábitos.



Si te gustaría leer más artículos como este y recibir las últimas tendencias y noticias sobre responsabilidad social corporativa, suscríbete aquí.




Escrito por Matías Lemus.



Subscríbete a nuestro newsletter

Te contamos de vez en cuando sobre las campañas, convocatorias y todo acerca del activismo.

arrow&v