5 fundamentos de las empresas sostenibles y responsables








Es importante ser sensibles ante los retos sociales, económicos y ambientales para adaptar directrices que ayuden a las empresas a sobrevivir.  Por ejemplo, hoy en día existe el conocimiento suficiente para asegurar que el calentamiento global ha tenido su raíz en causas antropogénicas, causando a su vez desertificación, pérdida de la biodiversidad, entre otros.

 

Gracias a la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio se evidenció la interrelación que existe entre la problemática medioambiental, social y económica. Se encontraron tres principales problemas relacionados a la gestión de ecosistemas:


  1. 60% de los servicios que prestan los ecosistemas se están viendo reducidos o usados de manera insostenible.

  2. Las variaciones en los ecosistemas están incrementando de manera no lineal, lo que provocaría daños al bienestar de los animales importantes.

  3. La degradación de los servicios ecosistémicos están produciendo efectos dañinos principalmente a las personas marginadas, contribuyendo a la desigualdad y en ocasiones siendo una causa de pobreza y conflictos sociales.

Clave de la supervivencia de civilizaciones: controlar su crecimiento poblacional, para así evitar la sobreexplotación de recursos. De acuerdo al racionalismo dualista, uno de los mayores errores de los humanos es separar el mundo económico y empresarial con el natural.


El nuevo entorno al que se tiene que enfrentar las empresas está combinado con la globalización y el aumento de requerimientos sociales que las empresas tienen que cumplir. Los aspectos más destacados de estos dos fenómenos son:


  1. La tecnología va desarrollándose y especializándose cada vez más, lo que la hace cada vez más accesible al público en general. Este crecimiento explosivo ha causado que las interrelaciones sean más fuertes y evidentes, por lo que cualquier cosa que pase en un rincón del mundo puede conocerse a nivel global.    

  2. La liberación de los mercados y el desarrollo de tecnologías ha provocado un avance importante de la globalización. El mundo económico, cadenas de aprovisionamiento y mercados, son globales. Causando fenómenos como que corporaciones multinacionales sean economías tan fuertes que lleguen a competir con economías de países. Como todo el mundo las conoce, cualquier escándalo o mala práctica puede ser conocida en cualquier parte del mundo, causando daños en su reputación y operaciones.

  3. Entre más poderosas son las empresas, más es su responsabilidad en el sistema físico-social en el que operan, y la sociedad se está encargando de que cumplan esa responsabilidad. La sociedad no espera que solo los gobiernos den solución a las diferentes problemáticas ambientales, sociales, etc., sino que las empresas ayuden.


Las empresas necesitan alinear sus intereses con la responsabilidad corporativa  por dos motivos principales. El primer motivo es ético ya que las empresas tienen en su poder la innovación, lo que contribuiría al cambio de las problemáticas que enfrenta el mundo. El segundo es que el objetivo de las empresas es sobrevivir ilimitadamente, ya que al contribuir a la sostenibilidad del planeta, contribuiría a su propia sostenibilidad. 


Se han hecho estudios para analizar las empresas con mayor sobrevivencia y se encontró que las empresas vivas e inteligentes son las que logran hacerlo. Las empresas vivas tienen los siguientes fundamentos: sensibilidad al entorno, cohesión y fuerte sensibilidad de identidad y pertenencia, tolerancia a las nuevas ideas y conservadurismo financiero. Las empresas inteligentes engloban los siguientes fundamentos: pensamiento sistémico, dominio personal, modelos mentales, visión compartida y aprendizaje en equipo. Las empresas vivas e inteligentes están alineadas con el paradigma de empresas sostenibles y responsables. 



Los fundamentos de las empresas sostenibles y responsables son: 

  1. Apertura y sensibilidad hacia el entorno: La sociedad requiere de las empresas que sean parte del cambio positivo. La apertura se logra teniendo diálogo con grupos de interés, creando una visión sistémica para entender la realidad y buscar acciones que contribuyan a la sustentabilidad del entorno.

  2. Sentido de comunidad: Es la idea de que todas las personas que trabajan en una empresa son parte de un todo más grande con el que se identifican. El sentido de comunidad se asienta en una visión y valores compartidos. Busca que todos los integrantes aporten todo su saber, experiencia y potencial. 

  3. Capacidad innovadora: Innovar es una de las principales razones por las que las empresas sobrevivan por mucho tiempo. Se hace cuando se combinan ideas, información y conocimientos entre integrantes de una empresa, empresas y grupos de interés.

  4. Consideración del largo plazo: La responsabilidad y sostenibilidad son sistemas basados en el ganar-ganar (de la empresa y del ecosistema). Las relaciones a largo plazo se basan en la confianza, lo que brinda un beneficio mutuo a través de los años.

  5. Creación de valor: Las empresas que buscan sobrevivir necesitan crear valor para sí mismas y para su entorno. Pueden crear valor al ser más transparentes, mejorar su reputación, innovación, adopción de tecnologías, etc.


En Cvium juntamos a ciudadanos, empresas, organizaciones e instituciones de gobierno. Descubre como sumarte como empresa aquí, tu primera campaña es gratis.


Escribto por María Magaña








Subscríbete a nuestro newsletter

Te contamos de vez en cuando sobre las campañas, convocatorias y todo acerca del activismo.

arrow&v